Juegos Educativos

chicos calentando

Juegos Educativos

Juegos y Deportes

niña jugando

Los juegos educativos se definen como un conjunto de actividades en las que el objetivo es la diversión, el entretenimiento y el aprendizaje de los participantes (los cuales suelen ser niños). Estas características hacen que estos juegos adquieran un carácter lúdico enfocado en una materia específica. Normalmente, los autores de estos juegos educativos son maestros, educadores o profesores; aunque también pueden diseñarlos padres, madres, abuelos, etc… La realización de estos juegos también tiene otros objetivos: 

  • Que los niños utilicen su lado creativo y que los hagan con suma independencia.
  • Crear un modelo para la representación y generación de juegos educativos en los que los componentes del juego, la secuencia de juegos presentados, el escenario concreto de cada juego y su dificultad se adaptan a las características y las acciones de cada usuario.

TIPOS DE JUEGOS EDUCATIVOS

Como se ha explicado antes, un juego educativo es aquel que cuyo objetivo principal es que el niño aprenda unos valores y unos refuerzos para enfrentarse a las diferentes materias que se aprenden en el ámbito escolar. Para ello, los creadores pueden realizar varias actividades:

  • Juegos de memoria: En los que se le muestra a las participantes imágenes que tendrán que emparejar. Este tipo de juegos está enfocado a la estimulación de las capacidades cognitivas.
  • Rompecabezas: Los famosos puzzles, en los que los niños con la ayuda de una imagen tendrán que ir eligiendo la pieza que irá en su lugar. Igualmente está enfocado al desarrollo de las capacidades cognitivas.
  • Aprendizaje de letras y números: A partir de videos, canciones, cuentos, juegos u otras herramientas se irán aprendiendo todas las letras del abecedario o una cantidad determinada de números, lo cual favorece el desarrollo de la memoria.

Aparte de todas estas actividades relacionadas con el aspecto intelectual y mental de los niños, existen otros tipos de juegos relacionados con la Educación Física, destacan los juegos tradicionales y los juegos populares, de los cuales los más importantes se resumen a continuación: 

  • Juegos de locomoción: Enfocados en el desarrollo del movimiento, ya sea una marcha, una carrera, ejercicios de saltos, trepar, o gatear. No requieren de mucho material.  La superficie se debe adaptar a las características de los participantes, teniendo en cuenta sobre todo las medidas de seguridad.
  • Juegos de lanzamiento y distancia: El objetivo es desplazar, empujar o lanzar un determinado objeto lo más lejos posible: una honda, un balón, una azada. Es necesario que estos objetos no tengan un peso que dificulte a los participantes su realización. También es muy importante la eliminación de cualquier objeto punzante o peligroso. Igualmente el espacio de juego debe estar claramente delimitado para evitar cualquier tipo de accidente. 
  • Juegos de lanzamiento y precisión: El objetivo de este tipo de juegos es empujar o arrojar un objeto contra una diana (casi siempre inmóvil), utilizando para ello las manos o cualquier herramienta. En España han llegado hasta nuestros días una gran cantidad de juegos de esta naturaleza a los que podríamos añadir otros ya olvidados de la Edad Media como el lanzamiento de dardos, las ballestas o el lanzamiento de bohordos. En cuanto al espacio, este se ha de adecuar a las características de los participantes y se han de mantener siempre estrictas medidas de seguridad para evitar accidentes. Los objetos arrojados serán romos y en la medida de las posibilidades blandos. En cuanto a las dianas, se modificará su tamaño o apertura en función de la edad de los participantes para adecuar la dificultar del juego.
  • Juegos de pelota: Suelen utilizarse móviles esféricos que boten. Estos juegos engloban los que se practican en paredes, como es el caso del frontón o el frontenis; los que se practican con cancha dividida, y los juegos de bateo. Los espacios, al igual que la distancia entre las líneas de saque y las zonas de juego se adecuarán a las características de los participantes para facilitar la actividad. Es importante utilizar balones blandos e inofensivos, y si se juega a una actividad que requiera el uso de una pared, es necesario protegerse los dedos y las palmas de las manos para minimizar los riesgos de lesión.
  • Juegos náuticos y acuáticos: Son poco practicados debido a la necesidad de instalaciones específicas. Aun así, se pueden practicar en piscinas públicas cercanas al centro escolar.
  • Juegos de combate: En este tipo de juegos se necesita utilizar técnicas o habilidades para derribar o eliminar al enemigo.La realización de estas actividades requiere un gran conocimiento y destreza, al igual que un material necesario y unas reglas que aseguren la ausencia de riesgos.
  • Juegos de fuerza: Dentro de este tipo de juegos se encuentran aquellos relacionados con el levantamiento de objetos pesados, juegos de tracción y empuje. En este tipo de actividades se adecuará el recorrido para llevar el objeto en cuestión, así como el peso para evitar lesiones.  En líneas generales se recomienda, por seguridad, dar prioridad a los juegos de tracción y empuje.
  • Juegos con animales: En esta categoría destacan el adiestramiento de animales y las pruebas hípicas. En la actualidad estos juegos son cuestionados por el trato a los animales. Al tener estos juegos un carácter lúdico, tendrían que ser eliminados todos los rasgos violentos.
  • Juegos y pruebas de habilidad en el trabajo: Estas pruebas (corte de troncos, serrar madera…) deben estar supervisadas por adultos especializados. Esto hace más difícil la integración de estas actividades en el ámbito pedagógico.
  • Juegos tradicionales y populares infantiles: Todos estos juegos están adaptados al ámbito educativo. Para evitar cualquier tipo de discriminación es hacer equipos mixtos y de igual potencial, simplificar los juegos que tengan mayor dificultad de comprensión, fomentar el juego limpio y no enfatizar la competición o revisar la seguridad de los elementos que se vayan a utilizar entre otros.
  • Juegos del mundo: Gracias a la actual globalización del mundo, la relación entre culturas puede ser aplicada a estos juegos de carácter lúdico. Según Morris y Stiehl (1999) estos juegos favorecen la integración y cercanía entre los pueblos a través de sus participantes.

La Velocidad

chicos calentando

La Velocidad

Condición Física y Salud

velocidad

Mucha gente cree que los conceptos de rapidez y velocidad significan lo mismo, pero no es así. Las diferencias claves que tienen la velocidad y la rapidez explicadas por Vaivasuata (2014) son las siguientes:

  • La velocidad es una magnitud vectorial, mientras que la rapidez es una magnitud escalar
  • La rapidez es el ritmo en el que un objeto recorre una distancia, la velocidad es el cambio de posición de un objeto y el tiempo que tarda en llegar hasta esa nueva posición.
  • Cuando hablamos de la rapidez no importa si el objeto que se mueve cambia su dirección, su rapidez media seguirá siendo la misma. En cambio cuando hablamos de velocidad si el objeto cambia de dirección la velocidad media también lo hará, por lo que esta tiene que mantener una dirección constante. 

Un buen ejemplo para entender estas diferencias es el siguiente: Si un objeto se desplaza en línea recta hacia el norte a 100 kilómetros por  hora durante una hora, tendrá una velocidad de 100 km/h norte. Y, si en lugar de ir al norte se mueve en círculos a 100 km/h durante una hora, acabando donde empezó, su velocidad ha sido nula, pero su rapidez haya sido de 100 km/h. Aquí vemos que en la rapidez no importa si va en dirección norte, sur, este u oeste o si cambia a mitad de su recorrido, en este caso siempre será la misma.

CONCEPTO DE VELOCIDAD

“La velocidad puede ser definida como la capacidad física básica de realizar acciones motrices determinadas en el menor tiempo posible, esta puede ser considerada una cualidad neuromuscular, ya que en su desarrollo intervienen los procesos metabólicos, determinados por las capacidades condicionales, y por otro lado los procesos de dirección del sistema nervioso central determinados por las capacidades coordinativas” (Jesús Gil García).

TIPOS DE VELOCIDAD

Según García Manso (1998) los tipos de velocidad son los tres siguientes:

  1. Velocidad o tiempo de reacción: Este tipo de velocidad es el tiempo que se tarda en realizar un estímulo. Un buen ejemplo es cuando un corredor de velocidad está colocado en los tacos de salida esperando a que el juez de el disparo de salida  para el comienzo de la prueba. La velocidad o tiempo de reacción será el tiempo transcurrido desde que el juez da el disparo de salida y se escucha hasta que el atleta empieza a hacer presión en los tacos para impulsarse en la salida.
  2. Velocidad de gesto o tiempo motor: Este ocurre tras terminar la velocidad de reacción. Podría definirse como la capacidad de realizar movimientos o ejercicios separados en el menor tiempo posible. O como el tiempo que transcurre desde que empieza la contracción muscular hasta que finaliza esta acción. Si continuamos en el mismo ejemplo del velocista, la velocidad de gesto seria el transcurso desde que el atleta comienza a hacer presión sobre los tacos de salida hasta que se despega de estos, o hasta que da la primera zancada.
  3. Velocidad de desplazamiento: Esta podría definirse como la capacidad de desplazarse de un punto a otro en el menor tiempo posible.  

CONCEPTO DE RAPIDEZ

Especificando a nivel de educación física podemos definir la rapidez como la capacidad de realizar acciones motrices en el menor tiempo posible, este concepto aborda la propia velocidad del movimiento, su frecuencia y la rapidez de la reacción motora. En resumen podemos decir que la rapidez es una magnitud física que indica la relación que hay entre la distancia recorrida por un objeto y el tiempo que este empleó para ello sin importar la dirección.

TIPOS DE RAPIDEZ

Los tipos de rapidez son básicamente los mismos que los tipos de velocidad pero sin tener en cuenta la dirección. Estos son:

  1. Rapidez de reacción: Es la capacidad que tiene un individuo de reaccionar en el menor tiempo posible ante un estímulo, ya sea conocido ese estimulo de antemano por el sujeto o no. También se denomina tiempo de reacción, ya que equivale al tiempo que la persona tarda en reaccionar a un determinado estímulo, es decir, al intervalo que transcurre desde que recibe el estímulo hasta que aparece la respuesta.
  2. Rapidez de traslación: Es la capacidad que tiene el individuo de desplazarse de un lugar a otro utilizando el menor tiempo posible. Este tipo equivale a la velocidad de desplazamiento, pero sin depender de la dirección.
  3. La resistencia de la rapidez: Este tipo de rapidez representa la capacidad que tiene una persona de realizar acciones motrices durante el mayor tiempo posible aplicando alta velocidad dentro de un tiempo entre 10 a 60 segundos.

Deportes Individuales

chicos calentando

Deportes Individuales

Juegos y Deportes

carrera de atletismo

Los deportes individuales son aquellos en los que el deportista realiza una actividad él solo, para superar un objetivo medible por el tiempo (carreras de atletismo), la distancia (lanzamiento de peso), la ejecución técnica (natación sincronizada) o la precisión y el control de un gesto (tiro con arco). Podemos decir que la características más importantes de los deportes individuales son que el deportista está sólo (auto-superación, auto-evaluación, responsabilidad) y tiene un objetivo prefijado (automatización, dominio de la técnica, manipulación de objetos complejos).

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS DEPORTES INDIVIDUALES

  • Deportista solo: La actividad deportiva la realiza el mismo deportista, sólo, sin ayudas ni obstáculos, sin interactuar con otros compañeros o adversarios. Esto implica que el deportista debe tener un alto grado de auto-superación, autoevaluación y aceptación de la responsabilidad.
  • Objetivo prefijado: En los deportes individuales el objetivo es batir una marca mejorando un tiempo, una distancia, realizar una combinación de movimientos coordinados lo más parecido a un patrón motriz establecido o lanzar un objeto a un punto exacto en un espacio. Como el objetivo está determinado, el deportista debe dominar la técnica, intentar automatizar los gestos técnicos, y normalmente manejará objetos complejos.

 

TIPOS DE DEPORTES INDIVIDUALES:

Dentro de la gran cantidad de clasificaciones existentes, una de las más aprobadas es la de Parlebas (1989), que engloba a los deportes individuales en dos categorías o “situaciones psicomotrices” en función de la presencia o no de incertidumbre que pueda influir en su actuación:

  • No incertidumbre: atletismo, natación, etc…
  • Incertidumbre debida al espacio: escalada en solitario, esquí alpino, etc…

Otra clasificación más actualizada y aprobada es la de Batalla y Martínez (2001). Ellos agrupan los deportes individuales en:

  • Atléticos y combinados: como el atletismo y el triatlón.
  • Acuáticos: como la natación y el salto de trampolín.
  • Gimnásticos: como la gimnasia deportiva o la halterofilia.
  • Náuticos: como la vela o el remo.
  • De invierno: como el esquí o el patinaje sobre hielo.
  • Con vehículo: como el ciclismo o el parapente.

ASPECTOS TÉCNICOS DE LOS DEPORTES INDIVIDUALES

Si bien cada deporte tiene sus técnicas, podemos encontrar en los deportes individuales ciertas características comunes:

  • En las carreras (deportes cíclicos), se trata de automatizar el movimiento más efectivo y económico, es decir, que proporcione el mayor avance con el menos gasto. La técnica está al servicio de la capacidad física de producir energía. La técnica es decisiva en el rendimiento así como su estabilización en situaciones críticas (cansancio, presión ambiental). Los dos parámetros espaciales que condicionan la técnica en las carreras son la frecuencia y la amplitud. Aunque obviamente difiere en función de los parámetros antropométricos, existen relaciones óptimas para las distintas velocidades. Otros principios importantes del movimiento cíclico son el ritmo, la fluidez y el aprovechamiento de la inercia, todos como vemos contribuyendo a la eficacia y a la economía.
  • En los deportes de exhibición, la perfección técnica equivale al rendimiento. En los saltos y lanzamientos, la técnica ha de posibilitar la máxima aplicación de la fuerza y de la velocidad.

ASPECTOS TÁCTICOS DE LOS DEPORTES INDIVIDUALES

En comparación con otros deportes, debido a la ausencia de interferencias entre los competidores, la táctica es poco importante (a veces inexistente como en una carrera de 100 m lisos) aunque a veces resulta decisiva (la elección del momento de esprintar en una llegada de una carrera ciclista). Veamos cómo afecta el componente táctico en los diferentes deportes individuales:

  • Carreras: Podemos distinguir tácticas conservadoras (cuando se deja que otros marquen el ritmo esperando sorprender al final) y tácticas más ofensivas (cuando se intenta descolgar anticipadamente a los adversarios por medio de cambios de ritmo). En las carreras un aspecto táctico fundamental es coger el rebufo del contrincante que va por delante. Es lo que se conoce como chupar rueda en ciclismo. La elección táctica se ha de hacer con anterioridad a la competición y en función de las características de los rivales y de las propias, del clima esperado, de las condiciones de terreno, etc…
  • En los deportes de exhibición: Un aspecto muy importante es la elección de la dificultad del ejercicio en los ejercicios libres. Una táctica conservadora puede propiciar un buen puesto pero no al primero. Y al revés, una táctica arriesgada puede significar una medalla o tal vez hundirnos en la clasificación. Otros aspectos tácticos son relativos a la estética, colocación, música y coreografía.

ASPECTO PSICOLÓGICO DE LOS DEPORTES INDIVIDUALES

Hoy en día nadie niega que junto a los componentes físicos, técnicos y tácticos, el componente psicológico tiene una importancia decisiva en la competición (por ello desde el punto de vista recreativo no sólo no interviene sino que se debe evitar pues su objetivo es justamente el contrario, relajar, no crear presión psicológica). En los deportes individuales al aspecto psicológico es si cabe más importante por ser la responsabilidad individual, no compartida.

El Equilibrio

chicos calentando

El Equilibrio

Condición Física y Salud

equilibrio sobre cuerda

El entrenamiento del equilibrio es fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Existen muchos métodos para personas de todas las edades, tal y como veremos a continuación:

CONCEPTO E IMPORTANCIA DEL EQUILIBRIO

El equilibrio es un factor de la motricidad infantil estrechamente ligado al sistema nervioso central y que evoluciona con la edad. Para su maduración es necesaria la integración de la información proveniente del oído, la vista y el sistema cinestésico. Aproximadamente hacia el primer año de edad una persona es capaz de mantenerse de pie, hacia los dos años aumenta progresivamente la posibilidad de mantenerse brevemente sobre un apoyo, pudiendo permanecer hacia el tercer año sobre un pie entre tres y cuatro segundos y marchar sobre una línea recta pintada en el suelo. El equilibrio, tanto estático como dinámico, alcanza una gran madurez hacia los cinco años. Pero no será hasta la edad de siete años en que ya se completa con la posibilidad de permanecer en equilibrio con los ojos cerrados (Cratty, 1982). Su desarrollo está relacionado, por un lado, con factores de tipo psicomotor tales como la coordinación, fuerza, flexibilidad, etc.; y por otro, con aspectos funcionales tales como la base, la altura del centro de gravedad, el número de apoyos, la elevación sobre el suelo, dinamismo del ejercicio, etc., presentes en las tareas físicas.

La importancia del equilibrio radica fundamentalmente en la capacidad para mantener una postura en contra de la fuerza de la gravedad. Por ejemplo, se necesita equilibrio para poder montar en bicicleta y mantener su posición sin que esta se caiga a uno de los extremos, o por ejemplo para mantenerse erguido al jugar al fútbol detrás de un balón, o al subir una cuesta y no caernos de espaldas. Platonov (1993) distingue dos mecanismos para mantener el equilibrio:

  1. El primero hace referencia a la necesidad de mantener el equilibrio que ya se posee, en cuyo caso, se trata sólo de un mecanismo de relación que actúa mediante correcciones constante. La eliminación de las pequeñas alteraciones del equilibrio se realiza mediante la activación refleja de los grupos musculares que se precisan en cada momento.
  2. El segundo mecanismo hace referencia al equilibrio que se precisa en aquellas acciones motoras que necesitan de una coordinación compleja y cada reacción no representa carácter reflejo, sino de anticipación.

Otra clasificación, propuesta por Donskoi (1988), se basa en la fuerza de la gravedad, y distingue tres categorías:

  1. Estable, el cuerpo regresa a la posición inicial sea cual sea la variación sufrida.
  2. Limitadamente estable, el cuerpo regresa a la posición inicial sólo si la variación se ha producido dentro de determinados límites.
  3. Inestable, la más pequeña variación provoca el vuelco obligado del cuerpo

FACTORES DE LOS QUE DEPENDE EL EQUILIBRIO

Los tres pilares de los cuáles depende el equilibrio son:

  1. El oído interno: El sistema vestibular es un mecanismo situado en el oído interno que controla el equilibrio. Envía información al cerebro sobre tu situación en relación al suelo.
  2. La vista: El sistema vestibular está estrechamente ligado al sistema visual. Primero, porque los centros nerviosos están situados a poca distancia dentro del cráneo. Después, porque a nivel de los sentidos la visión confirma o desmiente la sensación que tienes del espacio.
  3. La propiocepción: A diferencia del sistema vestibular y visual, alojados en el cráneo, el sistema propioceptivo está distribuido por todo el cuerpo. Recauda información sensorial de las terminaciones nerviosas en la piel, en los músculos y en las articulaciones. Esta información sensorial informa al cerebro sobre la posición del cuerpo y de esta manera corrobora la información proveniente de los otros dos sistemas.

 

VALORACIÓN DEL EQUILIBRIO EN NIÑOS.

El niño siente su equilibrio como estable, por lo tanto seguro, cuando puede mantenerlo por sus propios medios y en tanto le permita conservar el dominio de sus movimientos. En estos casos, el niño en la búsqueda de nuevos movimientos, ensaya y explora posturas todavía mal organizadas, puede abandonarlas, recomenzarlas varias veces hasta conseguir su óptima organización. Cuando el niño experimenta todas sus posibilidades de sostén y desplazamiento desde una postura segura y tranquila, puede regular los ajustes continuos de la globalidad dinámica de su cuerpo integrando mejor los datos propios y exteroreceptivos que tienen consecuencia directa en la construcción de su esquema corporal. Desde allí puede explorar nuevas posturas y puede volver fácilmente a las anteriores ,más seguras porque conoce y domina las posiciones intermedias y los pasajes que parecen determinantes en la evolución psicomotriz (Szanto, 1993). Éstos son algunos métodos y pruebas que se pueden realizar, por ejemplo, en la escuela, para entrenar el equilibrio:

PRUEBA DE EQUILIBRIO CON LOS OJOS CERRADOS

  • Posición inicial: El niño/a se apoya en una espaldera para adoptar la posición inicial de equilibrio, debe sostenerse con un pie y cerrar los ojos. La pierna libre tiene que estar flexionada, orientando la rodilla hacia el lado de forma que la planta del pie haga contacto con el lado interno de la rodilla de la pierna de apoyo.
  • Desarrollo: El niño suelta el soporte, posicionando sus extremidades superiores a los lados del cuerpo sin tocarlo, intentando mantener el equilibrio durante el mayor tiempo posible. Se toma el tiempo de equilibrio con una precisión de décimas de segundo.
  • Intento terminado: Se cumplen 30 segundos de equilibrio, se abren los ojos, se despega la planta del pie del costado interior de la rodilla, se mueve el pie, se flexiona la rodilla.

VALORACIÓN DEL EQUILIBRIO EN ADULTOS Y PERSONAS MAYORES.

Según el método de Guralnik, la siguiente prueba es muy eficaz para medir y entrenar el equilibrio en adultos y personas mayores:

LEVANTARSE DE UNA SILLA CINCO VECES

Refleja el equilibrio y la movilidad del sujeto. En esta prueba es necesaria una silla sin reposabrazos, cuyo respaldo debe apoyarse contra la pared para asegurar su estabilidad. Se le pide al sujeto que se levante y después se siente cinco veces seguidas, lo más rápido posible con los brazos cruzados en el pecho. El tiempo se registra a partir de que el sujeto se incorpora por primera vez hasta que esté completamente de pie a la quinta. En los ancianos, es muy importante ejercitar el equilibrio para evitar el riesgo de caídas, muy frecuentes debida a la pérdida de éste (siendo más predominantes las pérdidas del equilibrio por parte del sexo femenino).

 

EL ENTRENAMIENTO DEL EQUILIBRIO PARA FRENAR ENFERMEDADES

Tratamientos de diversas enfermedades incluyen terapias relacionadas con métodos del entrenamiento del equilibrio; y algunos deportes son idóneos para recuperar este equilibrio. Por ejemplo, en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón Estado de México, en el servicio de Terapia Física (2005) se llevó a cabo un programa cuyos criterios de inclusión fueron niños con diagnóstico certero de PC de tipo hemiparesia espástica leve. El estudio estuvo compuesto por dos fases, la segunda de las cuales consistía en un periodo de cuatro meses y medio durante los cuales los pacientes llevan a cabo ejercicios para entrenar el equilibrio estático y el dinámico.

El Tai Chi puede mejorar el equilibrio y prevenir caídas entre las personas con la enfermedad de Parkinson. Después de seis meses de estudio en 195 hombres y mujeres que padecen este mal, se determinó que los que hacían Tai chi eran más fuertes y tenían mejor equilibrio que el resto. Los movimientos lentos y controlados del Tai chi podrían combatir los problemas de equilibrio en las personas con enfermedad de Parkinson leve a moderada, y esas mejoras persisten durante al menos tres meses, según revela una investigación. El estudio, publicado recientemente en la revista The New England Journal of Medicine, muestra que quienes practican tai chi tienen menos caídas y un mejor equilibrio.

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y ENTRENAMIENTO DEL EQUILIBRIO.

Las nuevas tecnologías también puede ayudar al entrenamiento del equilibrio, tal y como demostró un estudio para la mejora del equilibrio en una población de mujeres mayores de sesenta años. Las actividades del programa consistían en ejercicios sobre colchonetas, ayudados de espalderas y sobre plataformas inestables llenas de aire, así como practica el juego de tenis de la consola Wii Sports. Las resultados mostraron mejores resultados en un test de equilibrio monopodal en aquellos sujetos que habían utilizando el videojuego junto con las actividades físicas pertinentes sobre aquellos que sólo hicieron un entrenamiento de colchoneta, espaldera y tortuga que, aunque también experimentan mejoría, lo hicieron en menor nivel.

La Resistencia

chicos calentando

La Resistencia

Condición Física y Salud

personas corriendo

La resistencia física es una de las cuatro cualidades físicas básicas. Es la que nos permite llevar a cabo una actividad o esfuerzo de mayor o menor intensidad durante un largo periodo de tiempo lo que nos permite retardar la aparición de la fatiga mientras realizamos una actividad.

TIPOS DE RESISTENCIA FÍSICA

Según la actividad realizada:

  • Resistencia general: capacidad que nos permite aplazar la fatiga mientras realizamos cualquier actividad.
  • Resistencia de fuerza: capacidad que permite a los músculos soportar una carga de mayor o menor intensidad retardando la aparición de la fatiga.
  • Resistencia a la velocidad: sirve para que el organismo sea capaz de resistir la fatiga en esfuerzos muy elevados y con movimientos rápidos.

Resistencia según el metabolismo y la fuente de energía:

  • Resistencia aeróbica: capacidad de que nos permite mantener un esfuerzo de intensidad media durante el máximo tiempo empleando únicamente el oxígeno como fuente energética.
  • Resistencia anaeróbica: capacidad que nos permite realizar una actividad de intensidad máxima utilizando como fuente energética el oxígeno y la energía producida en las reacciones químicas que tienen lugar en el organismo.
    • Resistencia anaeróbica aláctica: aquella que se emplea en los esfuerzos máximos de corta duración (hasta 15segundos).
    • Resistencia anaeróbica láctica: es la capacidad que nos permite realizar actividades de una intensidad relativamente alta durante un corto periodo de tiempo de (hasta 3 minutos).

 

EVOLUCIÓN DE LA RESISTENCIA SEGÚN LA EDAD

  • Desde los 8 años y hasta los 12 se experimenta un crecimiento mantenido de la resistencia, sobre todo de la resistencia aeróbica.
  • De los 12 a los 14 años se produce una estabilización en los niveles de resistencia e incluso llegan a producirse descensos.
  • De los 14 a los 17 años se produce un rápido crecimiento de hasta un 90% de los niveles fisiológicos máximos.
  • De los 17 a los 22 años sigue un crecimiento lento y continuado hasta los niveles máximos aeróbicos.
  • Entre los 22 y los 30 años se está en la fase de mayor capacidad de resistencia, tanto aeróbica como anaeróbica.
  • A partir de los 30 años se produce un descenso muy lento y diferenciado en relación a las características personales debido a que es una cualidad dependiente de la totalidad fisiológica, es decir, a partir de esta edad nos cuesta mantener una resistencia alta pero si la trabajamos podemos conseguir mantener una resistencia física alta durante mucho tiempo

¿PARA QUÉ SIRVE MEJORAR LA RESISTENCIA? 

  • Mejora de la capacidad cardiorrespiratoria, haciendo que pulmones y corazón funcionen de forma más eficiente.
  • Ayuda a reducir las pulsaciones por minuto del corazón. Y es que con el trabajo de resistencia la musculatura del corazón se vuelve más fuerte, lo que le permite bombear más sangre en cada latido. Esto hace que tenga que latir menos veces y, por tanto, se canse menos.
  • Hace que el consumo máximo de oxígeno aumente.
  • Mejora la presión sanguínea, ya que la sangre circula con más fluidez por el cuerpo.
  • Aumenta el número de capilares, lo que favorece que lleguen más nutrientes a los músculos. Además, facilita la eliminación de desechos en sangre, lo que implica una fatiga menor.
  • Ayuda a aumentar el colesterol HDL, el bueno.
  • Contribuye a reducir el estrés y la ansiedad, ya que colabora en la segregación de las hormonas que nos hacen sentir bien, entre ellas la serotonina.
  • También facilita la conciliación del sueño y que éste sea de calidad y reparador.
  • Mejora el funcionamiento de los órganos que se encargan de eliminar las sustancias de desecho, como son los riñones o el hígado.
  • Al movilizar la musculatura abdominal, tanto la externa como la interna, facilita que el organismo pueda evacuar mejor y, por lo tanto, tiene un efecto laxante.
  • Ayuda a disminuir la pérdida de minerales que tienen los huesos. Esto es especialmente importante cuando cumplimos cierta edad, donde debido a las variaciones hormonales, sobre todo en las mujeres, nuestros huesos empiezan a perder minerales y aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • Facilita el control del porcentaje de grasa corporal. La grasa se utiliza como fuente de energía, y ésta se quema en cuanto empezamos a entrenar.

Una actividad aeróbica es aquella que requiere de ejercicio continuo de varios grupos musculares para aumentar la frecuencia cardiaca sobre su nivel en reposo por un periodo sostenido de tiempo (Ávila, 2004). La actividad aeróbica se caracteriza por obtener la energía a través de la degradación de nutrientes junto con oxígeno. Por tanto, caminar, correr, trotar, nadar, bailar, esquiar o pedalear son ejemplos de ejercicios aeróbicos. El ejercicio aeróbico se basa en el desarrollo de actividades con menor intensidad que las realizadas en el ejercicio anaeróbico, pero durante periodos de tiempo más largos. Hay que tener en cuenta que los cambios que el ejercicio aeróbico produce en nuestro metabolismo no se limitan al tiempo de la actividad sino que perduran por varias horas. Para obtener la energía necesaria para realizar estas actividades, es preciso quemar hidratos y grasas, y para ello se necesita oxígeno. Las personas que quieren adelgazar suelen realizar este tipo de actividades físicas porque quema grasa y, además, al utilizar mucho oxígeno, incrementa la capacidad pulmonar y es beneficioso para el sistema cardiovascular.

A diferencia del ejercicio anaeróbico, el aeróbico no aumenta la masa muscular. El ejercicio aeróbico lo componen ejercicios de media o baja intensidad y de larga duración que suele utilizarse a menudo para bajar de peso, ya que como hemos dicho, con este tipo de ejercicio se quema grasa. También, al necesitar mucho oxígeno se ejercita el sistema cardiovascular, lo que produce numerosos beneficios. Por otro lado, el ejercicio anaeróbico implica ejercicios de alta intensidad y de poca duración. Aquí no se necesita oxígeno porque la energía proviene de fuentes inmediatas que no necesitan ser oxidadas como es la glucosa. Son ejemplos de ejercicios anaeróbicos: hacer pesas, carreras de velocidad y ejercicios que requieran gran esfuerzo en poco tiempo. Este tipo de ejercicios son buenos para el trabajo y fortalecimiento del sistema musculo-esquelético (tonificación).

INTENSIDAD DEL EJERCICIO AERÓBICO

Para calcular la intensidad del ejercicio aeróbico se miden las pulsaciones cardiacas por minuto. El máximo número de pulsaciones por minuto (NPM) que se consideran seguras para un corazón sano se calcula empleando una constante de 220 (en el caso de los hombres) y 210 (para las mujeres), a la que se le resta la edad del sujeto. Por ejemplo, en el caso de una mujer de 45 años, su NPM sería 210-45 = 165. De acuerdo a estos parámetros, se considera que un ejercicio aeróbico es suave cuando se alcanzan entre el 55% y el 60% de NPM, moderado si llega al 60%-75%, y fuerte al realizado entre 75% y 85%. Si se sobrepasa el 85% se considera que el ejercicio ejecutado tiene un importante componente anaeróbico. La actividad física que produce mayores beneficios para la salud es el ejercicio aeróbico moderado.

POTENCIA Y CAPACIDAD AERÓBICA

Para Martínez Córcoles (1996), la resistencia aeróbica es la capacidad que permite mantener un esfuerzo de intensidad media durante un espacio prolongado de tiempo. También se le denomina resistencia cardio-vascular o resistencia cardio-respiratoria. La resistencia aeróbica mejora la capacidad de absorción de oxígeno por el organismo, disminuye la frecuencia cardíaca en reposo y en esfuerzo, aumenta la tasa de oxígeno en sangre e incrementa el nivel de defensas del organismo. El mismo autor distingue entre los conceptos de capacidad aeróbica y potencia aeróbica. La capacidad aeróbica la define como la resistencia aeróbica pura, y se identifica con la disponibilidad total de oxígeno. Mientras que la potencia aeróbica se corresponde con el porcentaje de dicha disponibilidad total por minuto que realmente se aprovecha (Martinez Córcoles, 1996). A modo de ejemplo, cuanto más alto sea el porcentaje de aprovechamiento de oxigeno por unidad de tiempo (potencia aeróbica), mayor será el ritmo de carrera a igualdad de disponibilidad de oxígeno por minuto (capacidad aeróbica).

PARA QUE SIRVEN LOS EJERCICIOS AERÓBICOS

Los principales beneficios que puedes conseguir con la práctica de ejercicio aeróbico son:

  • Permite reducir la grasa corporal. Como se ha explicado anteriormente, el ejercicio aeróbico emplea las grasas como fuente principal de energía, por lo que resulta el tipo de ejercicio más beneficioso para las personas con obesidad o sobrepeso. Además, para definir los músculos, primero es preciso eliminar la grasa localizada entre los mismos. Para conseguir la pérdida de peso, el ejercicio se debe practicar habitualmente y con una intensidad moderada.
  • Mejora la función cardiovascular y la capacidad pulmonar, tanto en los individuos sanos, como en pacientes con algún trastorno coronario. También facilita la circulación sanguínea y la oxigenación del organismo, lo que se traduce en un incremento de la capacidad para realizar esfuerzos, y una mejora general de las diversas funciones del organismo.
  • Influye positivamente en el estado de ánimo, mejorando la autoestima, la calidad del sueño y el bienestar general del individuo. Al realizar ejercicio, se liberan endorfinas en el cerebro, asociadas a la inhibición del dolor y la generación de sensaciones placenteras.
  • Incrementa los niveles de absorción de calcio, fortaleciendo los huesos y reduciendo el riesgo de fracturas.
  • Ayuda a disminuir la presión arterial y a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), aumentando al mismo tiempo los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno). De esta forma, disminuye el riesgo de infarto.
  • Aumenta la capacidad de resistencia.

Un programa de ejercicios aeróbicos y técnicas de relajación progresiva tiene efectos positivos sobre la ansiedad, calidad del sueño, depresión y calidad de vida en pacientes con fibromialgia (Ortega, 2011). Un conjunto de ejercicios físicos aeróbicos posibilitarán una disminución de la tensión arterial en adultos hipertensos (Garrido, 2009). Según otro estudio, los efectos de un programa de actividad física, aeróbica y no aeróbica, de 8 meses de duración en una muestra de personas mayores inicialmente sedentarias (rango 61-77 años) ha resultado totalmente positivo sobre el bienestar psicológico, el esfuerzo percibido y satisfacción por el ejercicio” (Gracia, 2000). Este tipo de ejercicio tradicionalmente se ha recomendado para los ancianos sanos y en el tratamiento de enfermedades crónicas  (Ávila, 2004), pero como hemos visto sus beneficios son indiscutibles para todos los rangos de edad.

CONDICIONES PARA UNA PRÁCTICA POSITIVA

Tal como afirma Martínez (1996), no siempre la práctica de la resistencia puede resultar positiva o eficaz. Para que ello suceda, dicha práctica debe estar adaptada a los intereses del momento evolutivo, ajustada a los principios básicos del entrenamiento y realizada en condiciones adecuadas; es decir, debe realizarse sobre superficies regulares y compactas, ni demasiado duras ni demasiado blandas, con un calzado adecuado, sin excesivo peso y con una duración e intensidad adecuada. De no ser así pueden producirse sobrecargas, lesiones, problemas articulares, y aumentar el riesgo de accidentes. Los efectos negativos se localizarán principalmente en los aparatos locomotor y cardiovascular. También el sobre-entrenamiento o abuso del ejercicio puede resultar perjudicial y provocar fatiga, aumento en el tiempo de recuperación, trastornos del sueño, disminución del apetito y pérdida de peso corporal.

Por tanto, es conveniente seguir una seria de pautas antes de practicar cualquier tipo de ejercicio aeróbico. En primer lugar, antes de empezar a realizar ejercicio aeróbico (como cualquier ejercicio o deporte en general) es necesario pasar un examen para evaluar las condiciones cardiovasculares, y otros aspectos físicos que se deben tener en cuenta antes de elegir el ejercicio más adecuado para cada persona. En segundo lugar, las personas con una forma física deficiente, con sobrepeso importante, o alguna patología ósea, respiratoria, cardiaca, etcétera, deben iniciarse de forma gradual, intensificando la duración y frecuencia del ejercicio progresivamente. En tercer lugar, se debe comenzar el ejercicio con un calentamiento previo de unos 10 minutos, para evitar que se produzcan lesiones en los músculos, especialmente si se va a practicar un ejercicio de intensidad moderada o alta. Además, utilizar siempre ropa cómoda y que permita transpirar con facilidad, y un calzado apropiado, así como hidratarse adecuadamente antes, durante, y tras la realización del ejercicio. Además, la duración del ejercicio, para conseguir unos resultados óptimos, debe ser por lo menos de 30 minutos, y lo ideal es que se practique entre 3 y 7 veces por semana. Al finalizar, es conveniente una sesión de estiramiento muscular, para evitar lesiones y molestias.

Juegos Tradicionales

chicos calentando

Juegos Tradicionales

Juegos y Deportes

zompo de colores

Los juegos que llamamos tradicionales son aquellos que se transmiten de generación en generación. Suelen ser muy antiguos e incluso algunos aparecen en documentos históricos. El juego tradicional no aparece como una pura frivolidad, participa de una identidad cultural en cada comunidad que manifiesta escenarios lúdicos, originales e íntimamente ligados a las formas de vida locales, a sus creencias y a sus pasiones. Se puede considerar que los juegos son el espejo de su sociedad y los mensajes que reflejan son tan variados y originales como las sociedades en las que se inician.

Algunos ejemplos de juegos populares para adultos en España serian: el Bolo Palma en Cantabria; los Castells en Cataluña, el Cañiche huertano en Murcia, el Canut en Valencia, tiro de cuerda, lucha canaria… cada uno es completamente diferente y además específico de esa región de España. Alguno de los más conocidos en nuestro país son: el pañuelo, pies quietos, la gallinita ciega, el corro de la patata, la zapatilla por detrás, el ratón y el gato, la carrera de sacos, la goma, tirar de la soga, pilla-pilla, polis y cacos, carrera de chapas, los bolos, la petanca…

CARÁCTERÍSTICAS DE LOS JUEGOS TRADICIONALES

Los juegos tradicionales suelen tener reglas muy simples, por lo que son fáciles de aprender en un tiempo muy corto. Solían practicarse en la calle, así como en los patios, plazas y parques de las ciudades y pueblos de España. Algunos necesitan materiales específicos, pero en la mayoría de los casos suelen ser muy fáciles de conseguir y también de fabricar, salvo aquellos típicos del desafío de adultos especializados en tareas agrícolas que necesitan útiles como hachas, azadas o sierras. Normalmente eran los propios niños los que desarrollaban sus propios juguetes con muchísima imaginación, debido sobre todo a los momentos de austeridad en los que se vivía y a la escasa industrialización de la época. Aprovechaban cualquier objeto disponible para transformarlo en juguete, utilizando muchos recursos naturales como ramas, piedras y algunas herramientas caseras.

La evolución histórica de estos juegos hace que muchos de ellos posean reglas diferentes en función del lugar en el que se juega. Esto es habitual en los juegos que llevan canciones en los que las letras han sufrido variaciones típicas de los diferentes pueblos. Además, es habitual que estos juegos posean connotaciones sexistas, políticas o religiosas. Esto hace que vayan cambiando y adaptándose a la época. Por ejemplo, el juego que llamamos ahora de polis y cacos, antes se llamaba “civiles y ladrones”. Algunos de ellos, sobre todo los que tenían connotaciones masculinas, tienen un alto componente competitivo, en el que se distingue entre ganadores y perdedores. Mientras que otros juegos sólo se practicaban en épocas concretas del año, o en alguna festividad. Los juegos que se mantienen son, en la mayoría de los casos, los que se han integrado como actividades deportivas, siendo mayormente practicados por hombres.

 

IMPORTANCIA DE FOMENTAR ESTOS JUEGOS

Podemos encontrar muchas ventajas a este tipo de juegos tradicionales, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Suponen retos fáciles de alcanzar.
  • No suponen inversión económica.
  • Favorecen la imaginación si los niños tienen que hacerse sus propios juguetes.
  • Fomentan normalmente la participación en grupo.
  • Suelen ser muy divertidos.
  • Favorecen la sociabilización, la colaboración y el trabajo en equipo.
  • Ayudan a evitar el sedentarismo, ya que la mayoría implican actividad física.
  • Al no existir unas reglas prestablecidas pueden reinventarse las reglas y adaptarlas al momento actual.
  • Permiten competir a personas de distinta edad y género.
  • Fomentan el diálogo intergeneracional, por lo que sirven para conocer mejor a nuestros antepasados y valorar su forma de vida. 
  • No se necesita una instalación especial para jugar.
  • Pueden jugarlo un número variable de personas, no siendo necesario que este número sea fijo como es el caso de los deportes.

El Calentamiento

chicos calentando

El Calentamiento

Actividad Física y Salud

chicos calentando

Según la RAE, en su tercera acepción, “calentamiento” significa: “Serie de ejercicios que hacen los deportistas antes de una competición o de un entrenamiento para desentumecer los músculos y entrar en calor”. El calentamiento se realiza en la parte inicial de cualquier sesión de ejercicio físico, como pueden ser las clases de Educación Física en el colegio o el instituto, el entrenamiento de una actividad deportiva o una competición. Muchas personas han incorporado la actividad física en su vida por motivos de salud y de imagen corporal. El problema se encuentra en que muchas de ellas no son conscientes de que es necesario realizar un calentamiento previo. También hay personas que lo realizan de forma inadecuada, por lo que nuestros músculos no se adaptan correctamente al esfuerzo que vamos a realizar posteriormente. El calentamiento hace que nuestra práctica deportiva sea más saludable y que no se produzcan tantas lesiones, por lo que todo el mundo debería conocer los principios de un calentamiento realizado correctamente (Blázquez Sánchez, 2004).

Según Domingo Blázquez (2004), el calentamiento debe ser estudiado como parte de una sesión de actividad física, por lo que no tendría sentido estudiarlo de manera aislada. Debemos conocer cómo el calentamiento se relaciona con las demás partes de la sesión. La forma en la que entremos en calor, es decir, cómo hagamos un calentamiento, puede modificar el rendimiento de cualquier persona al realizar una determinada actividad. Dependiendo de lo que vayamos a hacer, necesitaremos realizar un calentamiento diferente. Por ejemplo, para practicar un deporte con balón tenemos que hacer ejercicios técnicos y no centrarnos en mejorar una cualidad física determinada (Esper, 2002).

¿PARA QUÉ SIRVE EL CALENTAMIENTO?

El calentamiento es una fase muy importante en cualquier actividad física, ya que favorece a que el periodo transitorio entre el reposo y el ejercicio se realice en las mejores condiciones. “Cuando el organismo realiza un ajuste de sus funciones como respuesta a las circunstancias de su entorno, con el objeto de estabilizar las condiciones de existencia, hablamos de adaptación” (Blázquez Sánchez, 2004, p. 12). Hay dos tipos de adaptación: una a corto y otra a largo plazo. En este caso, el calentamiento sirve para contribuir a la realización de la adaptación a corto plazo, que consiste en el paso entre el reposo y el ejercicio. Nuestro organismo es capaz de realizar adaptaciones de forma rápida al esfuerzo gracias a la acción de nuestro sistema neurovegetativo. Si esta adaptación se realiza ante esfuerzos demasiado intensos, se pueden producir efectos secundarios desagradables. La adaptación a largo plazo pone en marcha una serie de mecanismos para que nuestro organismo se ajuste ante una situación de exigencia física y para mejorar nuestra adaptación a largo plazo se encuentra el entrenamiento deportivo, con el que podremos disfrutar de un mejor estado físico (Blázquez Sánchez, 2004).

Durante la realización del calentamiento también se contribuye a alcanzar un estado ideal al que algunos psicólogos denominan flow. A este estado se llega cuando el deportista consigue una sincronización perfecta entre su pensamiento y la realización de movimientos (Blázquez Sánchez, 2004). El calentamiento ayuda a prevenir las lesiones y mejora nuestro rendimiento en competición, mejora la dinámica muscular y la amplitud del movimiento (El-Bakkali-El-Gazuani, 2015). También mejora la disposición orgánica de nuestro organismo al esfuerzo, asegura las reacciones metabólicas, optimiza la disposición de nuestra mente y mejora la coordinación de nuestros movimientos durante la práctica (Blázquez Sánchez, 2004). Según El-Bakkali-El-Gazuani (2015), el calentamiento proporciona muchos beneficios fisiológicos, lo que puede hacer que aumente la velocidad, la fuerza y la aceleración de los procesos metabólicos. Además, según dicho autor, el aumento de temperatura provoca la disociación del oxígeno de la hemoglobina, lo que favorece la proporción de oxígeno que llega a nuestros músculos, aumenta la velocidad de transmisión nerviosa y produce que nuestros vasos sanguíneos se dilaten, aumentando el flujo sanguíneo hacia los tejidos.

CALENTAMIENTO ADAPTADO

El calentamiento es una actividad personal, por lo que no podemos copiar los ejercicios que realicen otras personas. En los calentamientos colectivos, en los que todos realizamos los mismos ejercicios, se nos considera como a una sola persona, lo que no es adecuado, ya que no todos tenemos las mismas características. Deberíamos realizar cada uno un calentamiento que se adapte a nuestras particularidades. El calentamiento a de ser un hábito antes de realizar cualquier tipo de deporte o actividad física, por lo que el mejor sitio en el que se debe enseñar, para que todos los niños lo vean como tal, es en las clases de Educación Física.

La intensidad del calentamiento depende de las características de la persona que lo realice y el tipo de actividad posterior, cubriendo las las necesidades y capacidades del individuo. “El calentamiento debe estructurarse de tal manera que se experimente un aumento en la temperatura del músculo, pero no una disminución en la disponibilidad de fosfato de alta energía” (El-Bakkali-El-Gazuani, 2015, p. 11). Existe una serie de condicionantes que debemos tener muy en cuenta para adaptar el calentamiento a nosotros, como son la edad, el sexo, el nivel de preparación del deportista, la duración de este, así como su intensidad, la repetición de los ejercicios y los descansos e interrupciones que hagamos (Costa Ramos, 2009).

TIPOS DE CALENTAMIENTO

Un calentamiento puede ser de diferentes tipos: activo o pasivo. La diferencia entre uno y otro es que en el calentamiento pasivo la temperatura de nuestros músculos aumenta gracias a medios externos. Un ejemplo de calentamiento pasivo sería una ducha de agua caliente o una sauna. El calentamiento activo implica actividad física. Dentro de éste diferenciamos entre calentamiento general, en el cual debemos trabajar cualidades que no sean específicas de un determinado deporte, y el calentamiento específico, que utiliza ejercicios específicos propios de una actividad determinada (El-Bakkali-El-Gazuani, 2015). En el calentamiento general hay tres fases: la fase de movilidad articular, la fase de activación cardiovascular y la fase de estiramientos. Y en el caso del específico, después de realizar los ejercicios del calentamiento general, que se incluyen en las tres fases anteriores, se llevan a cabo otros relacionados con la actividad posterior que vayamos a realizar (Costa Ramos, 2009).

IMPORTANCIA DEL CALENTAMIENTO

El calentamiento debe enseñarse a los niños desde que son pequeños, ya que supone un hábito ineludible antes de realizar cualquier tipo de actividad físico-deportiva. Según Blázquez Sánchez (2004), cualquier persona adulta tiene que ser capaz de realizarlo de forma autónoma. En Educación Física el calentamiento tiene otras funciones, por ejemplo, lograr que el alumno conozca mejor su propio cuerpo, sus capacidades, necesidades y limitaciones físicas. El calentamiento también favorece la predisposición psicológica del alumno, por lo que a veces los profesores prefieren incluir actividades que no se hagan repetitivas (por ejemplo, juegos) y lograr así que todos participen sin exclusión (Blázquez Sánchez, 2004).

Sin embargo, no todos los entrenadores, profesores de educación física, ni profesionales del deporte creen que sea necesario realizar un calentamiento. De hecho hay muchas razones para creer esto ya que, por ejemplo, cuando unos niños juegan en el patio de su colegio realizan esfuerzos intensos sin necesidad de haber calentado anteriormente. Calentar no siempre significa que no te vayas a lesionar. De hecho, un estudio realizado en la maratón de Nueva York de 1992, demostró que se lesionaron más corredores que habían calentado previamente que corredores que no habían calentado. En cualquier caso, y ante la falta de conclusiones definitivas, Blázquez Sánchez (2004) afirma que un calentamiento previo a cualquier tipo de actividad física en la que necesitemos realizar grandes esfuerzos es imprescindible.

El calentamiento específico debe entenderse como una serie de actividades que se realizan con carácter previo a una actividad principal, que en un principio comprende un calentamiento general y en segunda instancia supone la realización, de ejercicios, actividades y gestos específicos que estén relacionados con la actividad que posteriormente se realizará, que implicará a los músculos específicos que participen en la actividad principal y además dejará al deportista en unas condiciones optimas a nivel físico, psicológico, de activación, de concentración y ayuda a prevenir lesiones (Costa Ramos, 2009).

BENEFICIOS DEL CALENTAMIENTO ESPECÍFICO

Son muchas las modificaciones y beneficios que se producen mediante el calentamiento específico a nivel muscular, psicológico, cardiovascular, de motivación y concentración. Según  la revista de ciencias del deporte publicada por Daniel Berdejo en 2010 este calentamiento incide sobre diferentes sistemas y partes de nuestro organismo. Sobre el sistema cardiovascular provoca un aumento de la frecuencia cardiaca por la estimulación de la adrenalina, un aumento de la presión sanguínea debido al incremento de la cantidad de sangre y del débito cardiaco sobre órganos que redistribuyen la sangre a la musculatura implicada en el esfuerzo, y un aumento del volumen circulatorio, lo cual provoca una mejora del transporte de sustratos, oxígeno y productos de deshecho. Sobre el sistema respiratorio se produce una mejora de la liberación de oxígeno, una mejora de la disociación de oxígeno, hemoglobina y mioglobina, lo que mejoran el aporte de oxígeno al músculo durante la actividad, una mayor velocidad de los impulsos nerviosos y un aumento de la velocidad de reacción, mejora la capacidad de aplicación de componentes de fuerza, mejoran las manifestaciones de velocidad así como la eficacia de la contracción agonista-antagonista. En el apartado psicológico se experimentan las sensaciones relacionadas con la competición a la que va a ser sometido ese deportista, simula las condiciones y también visualiza los movimientos que va a ejecutar posteriormente: el marcador, las estrategias, etc… En el apartado de la motivación y la concentración, el calentamiento específico permite afrontar dicha competición o practica con el nivel óptimo de ansiedad precompetitiva. Si bien, debemos tener en cuenta que, un exceso de ansiedad puede ser tan perjudicial como la escasez de la misma, provocando desconcentración y pérdida de atención.

PARTES DEL CALENTAMIENTO ESPECÍFICO

El calentamiento específico tiene que ver con ejercicios relacionados con la actividad o deporte que se realizará posteriormente, así en esta parte podemos realizar lo siguiente:

  • Ejecución de ejercicios específicos del deporte a menor intensidad.
  • Técnicas psicológicas de preparación de la competición.

Por ejemplo, en el caso del fútbol el calentamiento especifico constaría de actividades como control de balón, realizar pases largos y cortos, tiros a puerta, carreras con el balón y actividades parecidas. Un ejemplo claro respecto a las técnicas psicológicas de preparación para la competición lo encontramos en el tenis, debido a sus características. Por ejemplo, un tenista visualiza como va a realizar el saque hacia la pista del oponente, como efectuar una dejada o como finalizar un punto de volea. 

EJERCICIOS DE CALENTAMIENTO ESPECÍFICO

A continuación veremos un pequeño ejemplo de calentamiento específico aplicado al baloncesto, siguiendo las indicaciones realizadas por Daniel Berdejo (2010), este constaría de las siguientes tareas de calentamiento:

  • Ejercicio de 3×0 + 2×1. Desde línea de fondo, en grupos de tres jugadores agrupados por posiciones. Salida desde medio campo realizando pases y cruzándose entre ellos, al llegar a medio campo el preparador físico dice el nombre del defensor, en ese momento se produce un 2×1 en donde está prohibido tirar a canasta. 
  • Tres jugadores en la línea de tiro libre. Tres jugadores realizan tiro libre, otros tres jugadores intentan capturar el rebote, y otros tres jugadores por delante de ellos bloquean e impiden el rebote. 
  • Tres estaciones. Los jugadores divididos en tres grupos por posiciones y emparejados. Cada uno de los grupos trabaja durante dos minutos en una estación, y a la señal van rotando:
  1. La estación 1: de línea lateral a línea lateral, realizar 1×1.
  2. La estación 2: trabajo en el poste bajo, pase y lanzamiento.
  3. La estación 3: tiro de media y larga distancia.
  • Atrapar y salir. Los jugadores distribuidos en cuatro filas sobre la línea de 3 puntos. Las dos filas centrales con balón, los jugadores sin balón, realizan un corte-finta hacia canasta (2 metros), vuelven a salir a línea de tres puntos donde reciben un pase y realizan penetración, lanzamiento corto, o lanzamiento tras un bote . Capturan su propio rebote, pasan el balón, y se colocan en la siguiente fila de jugadores.

Estos son algunos ejemplos de tareas de calentamiento específico aplicadas a un deporte particular. Si quisiéramos realizar nuestro propio calentamiento específico deberíamos identificar las principales situaciones técnico-tácticas de nuestro deporte y diseñar con ellas pequeñas tareas para realizar después del calentamiento general.