El Equilibrio

Condición Física y Salud

equilibrio sobre cuerda

El entrenamiento del equilibrio es fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Existen muchos métodos para personas de todas las edades, tal y como veremos a continuación:

CONCEPTO E IMPORTANCIA DEL EQUILIBRIO

El equilibrio es un factor de la motricidad infantil estrechamente ligado al sistema nervioso central y que evoluciona con la edad. Para su maduración es necesaria la integración de la información proveniente del oído, la vista y el sistema cinestésico. Aproximadamente hacia el primer año de edad una persona es capaz de mantenerse de pie, hacia los dos años aumenta progresivamente la posibilidad de mantenerse brevemente sobre un apoyo, pudiendo permanecer hacia el tercer año sobre un pie entre tres y cuatro segundos y marchar sobre una línea recta pintada en el suelo. El equilibrio, tanto estático como dinámico, alcanza una gran madurez hacia los cinco años. Pero no será hasta la edad de siete años en que ya se completa con la posibilidad de permanecer en equilibrio con los ojos cerrados (Cratty, 1982). Su desarrollo está relacionado, por un lado, con factores de tipo psicomotor tales como la coordinación, fuerza, flexibilidad, etc.; y por otro, con aspectos funcionales tales como la base, la altura del centro de gravedad, el número de apoyos, la elevación sobre el suelo, dinamismo del ejercicio, etc., presentes en las tareas físicas.

La importancia del equilibrio radica fundamentalmente en la capacidad para mantener una postura en contra de la fuerza de la gravedad. Por ejemplo, se necesita equilibrio para poder montar en bicicleta y mantener su posición sin que esta se caiga a uno de los extremos, o por ejemplo para mantenerse erguido al jugar al fútbol detrás de un balón, o al subir una cuesta y no caernos de espaldas. Platonov (1993) distingue dos mecanismos para mantener el equilibrio:

  1. El primero hace referencia a la necesidad de mantener el equilibrio que ya se posee, en cuyo caso, se trata sólo de un mecanismo de relación que actúa mediante correcciones constante. La eliminación de las pequeñas alteraciones del equilibrio se realiza mediante la activación refleja de los grupos musculares que se precisan en cada momento.
  2. El segundo mecanismo hace referencia al equilibrio que se precisa en aquellas acciones motoras que necesitan de una coordinación compleja y cada reacción no representa carácter reflejo, sino de anticipación.

Otra clasificación, propuesta por Donskoi (1988), se basa en la fuerza de la gravedad, y distingue tres categorías:

  1. Estable, el cuerpo regresa a la posición inicial sea cual sea la variación sufrida.
  2. Limitadamente estable, el cuerpo regresa a la posición inicial sólo si la variación se ha producido dentro de determinados límites.
  3. Inestable, la más pequeña variación provoca el vuelco obligado del cuerpo

FACTORES DE LOS QUE DEPENDE EL EQUILIBRIO

Los tres pilares de los cuáles depende el equilibrio son:

  1. El oído interno: El sistema vestibular es un mecanismo situado en el oído interno que controla el equilibrio. Envía información al cerebro sobre tu situación en relación al suelo.
  2. La vista: El sistema vestibular está estrechamente ligado al sistema visual. Primero, porque los centros nerviosos están situados a poca distancia dentro del cráneo. Después, porque a nivel de los sentidos la visión confirma o desmiente la sensación que tienes del espacio.
  3. La propiocepción: A diferencia del sistema vestibular y visual, alojados en el cráneo, el sistema propioceptivo está distribuido por todo el cuerpo. Recauda información sensorial de las terminaciones nerviosas en la piel, en los músculos y en las articulaciones. Esta información sensorial informa al cerebro sobre la posición del cuerpo y de esta manera corrobora la información proveniente de los otros dos sistemas.

 

VALORACIÓN DEL EQUILIBRIO EN NIÑOS.

El niño siente su equilibrio como estable, por lo tanto seguro, cuando puede mantenerlo por sus propios medios y en tanto le permita conservar el dominio de sus movimientos. En estos casos, el niño en la búsqueda de nuevos movimientos, ensaya y explora posturas todavía mal organizadas, puede abandonarlas, recomenzarlas varias veces hasta conseguir su óptima organización. Cuando el niño experimenta todas sus posibilidades de sostén y desplazamiento desde una postura segura y tranquila, puede regular los ajustes continuos de la globalidad dinámica de su cuerpo integrando mejor los datos propios y exteroreceptivos que tienen consecuencia directa en la construcción de su esquema corporal. Desde allí puede explorar nuevas posturas y puede volver fácilmente a las anteriores ,más seguras porque conoce y domina las posiciones intermedias y los pasajes que parecen determinantes en la evolución psicomotriz (Szanto, 1993). Éstos son algunos métodos y pruebas que se pueden realizar, por ejemplo, en la escuela, para entrenar el equilibrio:

PRUEBA DE EQUILIBRIO CON LOS OJOS CERRADOS

  • Posición inicial: El niño/a se apoya en una espaldera para adoptar la posición inicial de equilibrio, debe sostenerse con un pie y cerrar los ojos. La pierna libre tiene que estar flexionada, orientando la rodilla hacia el lado de forma que la planta del pie haga contacto con el lado interno de la rodilla de la pierna de apoyo.
  • Desarrollo: El niño suelta el soporte, posicionando sus extremidades superiores a los lados del cuerpo sin tocarlo, intentando mantener el equilibrio durante el mayor tiempo posible. Se toma el tiempo de equilibrio con una precisión de décimas de segundo.
  • Intento terminado: Se cumplen 30 segundos de equilibrio, se abren los ojos, se despega la planta del pie del costado interior de la rodilla, se mueve el pie, se flexiona la rodilla.

VALORACIÓN DEL EQUILIBRIO EN ADULTOS Y PERSONAS MAYORES.

Según el método de Guralnik, la siguiente prueba es muy eficaz para medir y entrenar el equilibrio en adultos y personas mayores:

LEVANTARSE DE UNA SILLA CINCO VECES

Refleja el equilibrio y la movilidad del sujeto. En esta prueba es necesaria una silla sin reposabrazos, cuyo respaldo debe apoyarse contra la pared para asegurar su estabilidad. Se le pide al sujeto que se levante y después se siente cinco veces seguidas, lo más rápido posible con los brazos cruzados en el pecho. El tiempo se registra a partir de que el sujeto se incorpora por primera vez hasta que esté completamente de pie a la quinta. En los ancianos, es muy importante ejercitar el equilibrio para evitar el riesgo de caídas, muy frecuentes debida a la pérdida de éste (siendo más predominantes las pérdidas del equilibrio por parte del sexo femenino).

 

EL ENTRENAMIENTO DEL EQUILIBRIO PARA FRENAR ENFERMEDADES

Tratamientos de diversas enfermedades incluyen terapias relacionadas con métodos del entrenamiento del equilibrio; y algunos deportes son idóneos para recuperar este equilibrio. Por ejemplo, en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón Estado de México, en el servicio de Terapia Física (2005) se llevó a cabo un programa cuyos criterios de inclusión fueron niños con diagnóstico certero de PC de tipo hemiparesia espástica leve. El estudio estuvo compuesto por dos fases, la segunda de las cuales consistía en un periodo de cuatro meses y medio durante los cuales los pacientes llevan a cabo ejercicios para entrenar el equilibrio estático y el dinámico.

El Tai Chi puede mejorar el equilibrio y prevenir caídas entre las personas con la enfermedad de Parkinson. Después de seis meses de estudio en 195 hombres y mujeres que padecen este mal, se determinó que los que hacían Tai chi eran más fuertes y tenían mejor equilibrio que el resto. Los movimientos lentos y controlados del Tai chi podrían combatir los problemas de equilibrio en las personas con enfermedad de Parkinson leve a moderada, y esas mejoras persisten durante al menos tres meses, según revela una investigación. El estudio, publicado recientemente en la revista The New England Journal of Medicine, muestra que quienes practican tai chi tienen menos caídas y un mejor equilibrio.

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y ENTRENAMIENTO DEL EQUILIBRIO.

Las nuevas tecnologías también puede ayudar al entrenamiento del equilibrio, tal y como demostró un estudio para la mejora del equilibrio en una población de mujeres mayores de sesenta años. Las actividades del programa consistían en ejercicios sobre colchonetas, ayudados de espalderas y sobre plataformas inestables llenas de aire, así como practica el juego de tenis de la consola Wii Sports. Las resultados mostraron mejores resultados en un test de equilibrio monopodal en aquellos sujetos que habían utilizando el videojuego junto con las actividades físicas pertinentes sobre aquellos que sólo hicieron un entrenamiento de colchoneta, espaldera y tortuga que, aunque también experimentan mejoría, lo hicieron en menor nivel.

Deja un comentario