Juegos Educativos

Juegos y Deportes

niña jugando

Los juegos educativos se definen como un conjunto de actividades en las que el objetivo es la diversión, el entretenimiento y el aprendizaje de los participantes (los cuales suelen ser niños). Estas características hacen que estos juegos adquieran un carácter lúdico enfocado en una materia específica. Normalmente, los autores de estos juegos educativos son maestros, educadores o profesores; aunque también pueden diseñarlos padres, madres, abuelos, etc… La realización de estos juegos también tiene otros objetivos: 

  • Que los niños utilicen su lado creativo y que los hagan con suma independencia.
  • Crear un modelo para la representación y generación de juegos educativos en los que los componentes del juego, la secuencia de juegos presentados, el escenario concreto de cada juego y su dificultad se adaptan a las características y las acciones de cada usuario.

TIPOS DE JUEGOS EDUCATIVOS

Como se ha explicado antes, un juego educativo es aquel que cuyo objetivo principal es que el niño aprenda unos valores y unos refuerzos para enfrentarse a las diferentes materias que se aprenden en el ámbito escolar. Para ello, los creadores pueden realizar varias actividades:

  • Juegos de memoria: En los que se le muestra a las participantes imágenes que tendrán que emparejar. Este tipo de juegos está enfocado a la estimulación de las capacidades cognitivas.
  • Rompecabezas: Los famosos puzzles, en los que los niños con la ayuda de una imagen tendrán que ir eligiendo la pieza que irá en su lugar. Igualmente está enfocado al desarrollo de las capacidades cognitivas.
  • Aprendizaje de letras y números: A partir de videos, canciones, cuentos, juegos u otras herramientas se irán aprendiendo todas las letras del abecedario o una cantidad determinada de números, lo cual favorece el desarrollo de la memoria.

Aparte de todas estas actividades relacionadas con el aspecto intelectual y mental de los niños, existen otros tipos de juegos relacionados con la Educación Física, destacan los juegos tradicionales y los juegos populares, de los cuales los más importantes se resumen a continuación: 

  • Juegos de locomoción: Enfocados en el desarrollo del movimiento, ya sea una marcha, una carrera, ejercicios de saltos, trepar, o gatear. No requieren de mucho material.  La superficie se debe adaptar a las características de los participantes, teniendo en cuenta sobre todo las medidas de seguridad.
  • Juegos de lanzamiento y distancia: El objetivo es desplazar, empujar o lanzar un determinado objeto lo más lejos posible: una honda, un balón, una azada. Es necesario que estos objetos no tengan un peso que dificulte a los participantes su realización. También es muy importante la eliminación de cualquier objeto punzante o peligroso. Igualmente el espacio de juego debe estar claramente delimitado para evitar cualquier tipo de accidente. 
  • Juegos de lanzamiento y precisión: El objetivo de este tipo de juegos es empujar o arrojar un objeto contra una diana (casi siempre inmóvil), utilizando para ello las manos o cualquier herramienta. En España han llegado hasta nuestros días una gran cantidad de juegos de esta naturaleza a los que podríamos añadir otros ya olvidados de la Edad Media como el lanzamiento de dardos, las ballestas o el lanzamiento de bohordos. En cuanto al espacio, este se ha de adecuar a las características de los participantes y se han de mantener siempre estrictas medidas de seguridad para evitar accidentes. Los objetos arrojados serán romos y en la medida de las posibilidades blandos. En cuanto a las dianas, se modificará su tamaño o apertura en función de la edad de los participantes para adecuar la dificultar del juego.
  • Juegos de pelota: Suelen utilizarse móviles esféricos que boten. Estos juegos engloban los que se practican en paredes, como es el caso del frontón o el frontenis; los que se practican con cancha dividida, y los juegos de bateo. Los espacios, al igual que la distancia entre las líneas de saque y las zonas de juego se adecuarán a las características de los participantes para facilitar la actividad. Es importante utilizar balones blandos e inofensivos, y si se juega a una actividad que requiera el uso de una pared, es necesario protegerse los dedos y las palmas de las manos para minimizar los riesgos de lesión.
  • Juegos náuticos y acuáticos: Son poco practicados debido a la necesidad de instalaciones específicas. Aun así, se pueden practicar en piscinas públicas cercanas al centro escolar.
  • Juegos de combate: En este tipo de juegos se necesita utilizar técnicas o habilidades para derribar o eliminar al enemigo.La realización de estas actividades requiere un gran conocimiento y destreza, al igual que un material necesario y unas reglas que aseguren la ausencia de riesgos.
  • Juegos de fuerza: Dentro de este tipo de juegos se encuentran aquellos relacionados con el levantamiento de objetos pesados, juegos de tracción y empuje. En este tipo de actividades se adecuará el recorrido para llevar el objeto en cuestión, así como el peso para evitar lesiones.  En líneas generales se recomienda, por seguridad, dar prioridad a los juegos de tracción y empuje.
  • Juegos con animales: En esta categoría destacan el adiestramiento de animales y las pruebas hípicas. En la actualidad estos juegos son cuestionados por el trato a los animales. Al tener estos juegos un carácter lúdico, tendrían que ser eliminados todos los rasgos violentos.
  • Juegos y pruebas de habilidad en el trabajo: Estas pruebas (corte de troncos, serrar madera…) deben estar supervisadas por adultos especializados. Esto hace más difícil la integración de estas actividades en el ámbito pedagógico.
  • Juegos tradicionales y populares infantiles: Todos estos juegos están adaptados al ámbito educativo. Para evitar cualquier tipo de discriminación es hacer equipos mixtos y de igual potencial, simplificar los juegos que tengan mayor dificultad de comprensión, fomentar el juego limpio y no enfatizar la competición o revisar la seguridad de los elementos que se vayan a utilizar entre otros.
  • Juegos del mundo: Gracias a la actual globalización del mundo, la relación entre culturas puede ser aplicada a estos juegos de carácter lúdico. Según Morris y Stiehl (1999) estos juegos favorecen la integración y cercanía entre los pueblos a través de sus participantes.

Deja un comentario